• Inicio
  • Lo nuestro
  • Universal
  • Enlaces
  • de en es
    El trabajo pastoral – aquí en un pueblo de Guatemala – es una de las tareas centrales de los miembros del Instituto.

    missioneras

    Condición básica de un camino espiritual según la regla de San Benito: "Que busque a Dios"

    benedictinas

    En medio del mundo – sin características externas – compartiendo la vida cotidiana

    en medio del mundo

    Instituto San Bonifacio


    "Entusiasmo apasionado por Dios – Servicio a los necesitados": estos son elementos centrales de nuestra forma de vida como mujeres consagradas en medio del mundo. Como comunidad benedictina-misionera dentro de la Iglesia Católica seguimos el ejemplo de Jesús: pobre, casto y obediente, para comprometernos con las personas, especialmente las que buscan el sentido de su vida, donde topan con sus limitaciones o donde son afectados por la pobreza y la miseria. Fundado en 1949 somos hoy día una comunidad internacional, con miembros en Europa, África y América Latina.

    Saber más
    San Benito y su Regla de Vida son nuestros guías espirituales
    Internacionalidad en la vida cotidiana
    Compromiso con los demás
    Ayudar a las personas a ayudarse a sí mismas

    Forma de vida

    Vivir la entrega a Dios en medio del mundo, sirviendo a hombres y mujeres – esto es el reto central de un Instituto Secular como el nuestro.

    Leer mas

    Espiritualidad

    La oración, la liturgia, escuchando la Palabra de Dios y viviendo según nuestros votos, nos hacen descubrir las fuentes que fortalecen nuestra existencia.

    Leer mas

    Formación

    Una vocación debe y tiene que crecer. Las etapas del tiempo de formación ayudan a discernir e ir el camino individual de cada una con Dios y la comunidad.

    Leer más

    Universal

    Vivir con las personas en medio de un mundo cambiante y en las diversas situaciones de la vida para compartir con ellos la fe y la vida.

    Leer mas

    Misión

    Misión", esto quiere decir, nuestro envío como Instituto Secular benedictino-misionero. Lo entendemos como participación en la misión de Jesús: anuncio del Evangelio – anuncio por medio de nuestra vida. Queremos que los proyectos de nuestra comunidad colaboren en la construcción del mundo según Dios. Nuestro servicio en favor de los desfavorecidos y necesitados es expresión de la entrega de nuestra vida a Jesucristo.
    Ya escribía el Papa Pablo VI en su Enciclica "Evangelii nuntiandi" acerca del tema del anuncio:



    "A través de este testimonio sin palabras, estos cristianos hacen plantearse, a quienes contemplan su vida, interrogantes irresistibles: ¿Por qué son así? ¿Por qué viven de esa manera? ¿Qué es o quién es el que los inspira? ¿Por qué están con nosotros?"


    Desde el principio vivían nuestras primeras misioneras en medio de la gente. Partieron en los años 1960 a Guatemala y Rwanda así como en los años 1980 en la República Democrática del Congo. Aprendieron su idioma, su mentalidad y su modo de vivir. Después de pocos años, algunas jóvenes mujeres del país, pidieron poder entrar en nuestro Instituto. Con ello comenzó una nueva etapa del convivir codo a codo. Hoy día se tienen miembros autóctonos en Guatemala y Rwanda-Congo también la dirección de la comunidad.
    Su compromiso es muy variado y concreto:

    Tiempo de oración en Guatemala

    El Instituto en Guatemala

    Saber más
    Visitas en las casas de los pobres

    El Instituto en Africa

    Saber más
    Talavera (España)

    El Instituto en Europa

    Saber más
    Encuentros internacionales en el Centro del Instituto en Alemania

    El centro del Instituto

    Saber más