• Inicio
  • Lo nuestro
  • Universal
  • Enlaces
  • de en es
    La capilla de nuestro Centro de la Comunidad en Alemánia

    Espiritualidad

    Siendo mujeres de una comunidad benedictina-misionera, es San Benito de Nursia nuestro guía y acompañante. Su regla de vida nos abre las fuentes para nuestra relación con Dios, nuestro convivir y nuestro servicio a las personas.



    • Según la indicación de San Benito nos unimos con la Iglesia por medio de la oración de las horas, que es la oración de alabanza e intercesión universal, presentando a Dios las intenciones de todos los hombres y mujeres del mundo.

    • En la celebración de la Eucaristía nos encontramos con Cristo resucitado, a quien hemos consagrado nuestra vida y experimentamos la comunión con la Iglesia como nuestro fundamento vital.

    • En tiempos de silencio personal nos abandanamos nosotras mismas y todos aquellos que nos han sido confiados a la presencia de Dios en la adoración, meditación y contemplación.

    • Al compartir la Biblia y en el intercambio espiritual compartimos nuestras experiencias de fe. Juntas buscamos y encontramos a Dios en realidad diaria.

    Verschiedene Symbole stehen für zentrale Aspekte unserer Lebensform: „Hören“ auf Christus – im Wort der Hl. Schrift und der Regel St. Benedikts – und „tun, was Er uns sagt“

    Vivir según los consejos del Evangelio

    El Evangelio nos enseña, que la verdadera libertad del ser humano surge de la vinculación a Dios.

    Por eso nos decidimos por una vida según los consejos evangélicos en pobreza, obediencia y castidad  "por el Reino de Dios".

    Die Lebensregel des Hl. Benedikt ist uns Richtschnur für den geistlichen Weg
    Armut - leben in einer Haltung des Schenkens und Empfangens
    Gehorsam heißt Hören
    Im Gelübde der Ehelosigkeit binden wir uns ganz und gar an Gott
    Stabilitas - feste Verankerung
    Conversatio - niemals stehenbleiben

    Pobreza significa para nosotras:


    Todas las cosas, el dinero ganado, pero también nuestro tiempo, los talentos, las posibilidades que tenemos a nuestro alcance, no nos pertenecen personalmente. Son dones que nos han sido confiados para que los utilicemos en la construcción de nuestro mundo según el mensaje del Evangelio.


    Obediencia según el ejemplo de Jesús significa para nosotras:


    Descubrir desde una postura fundamental de escucha la voluntad de Dios, tanto en los acontecimientos diarios como también en las grandes decisiones de la vida. Esto vale para cada una igualmente como para la comunidad en su totalidad. Los pasos concretos para realizarlo son una atención cuidadosa con las exigencias diarias y la aceptación de nuestra misión personal por medio de la comunidad.


    Castidad por el Reino de Dios significa para nosotras:


    Estar abiertas a la amistad con Cristo y ofrecerle toda nuestra vida en la consagración. Desde este compromiso vamos con amor al encuentro con las personas, acercándolas a EL.


     


    Los votos benedictinos "conversatio" y "stabilitas" nos ayudan especialmente para dejarnos formar por el Evangelio durante toda nuestra vida.


    „Conversatio" significa para nosotras:


    Llevar a cabo siempre de nuevo la conversión del propio corazón, dirigiéndonos a Dios.


    "Stabilitas" significa para nosotras:


    Confiar en la perfecta fidelidad de Dios y sujetarnos para siempre a El y a nuestra comunidad.