• Inicio
  • Lo nuestro
  • Universal
  • Enlaces
  • de en es
    Recuerdos ...

    Historia

    Cómo empezó todo ...


    „...¡y siempre del nuevo vino de Cristo, llenar también los odres nuevos!" (Palabras del texto de la fundación del P. Cyprian Mayr OSB)




    Al principio estaba la miseria y la postguerra en Alemania: expulsión, desarraigo y pobreza. Esta situación acosada, fue la señal del comienzo para nuestra comunidad. El punto de partida era la abadía de Schweiklberg (cerca de Passau, Alemania). En este lugar un grupo de más o menos 18 mujeres habían encontrado su patria espiritual. En la Pascua del año 1949, estas mujeres junto con el Padre Cyprian Mayr OSB se atrevieron de realizar un nuevo comienzo: el seguimiento de Cristo en una comunidad benedictina en medio del mundo. Siendo mujeres en la Iglesia católica querían consagrar su vida a Dios y según el ejemplo de las misioneras y misioneros de Alemania, de San Bonifacio y Santa Lioba: ser mensajeras de Fe. Inspiradas en la Regla de San Benito comprendieron su envío como un servicio integral en favor de personas.


    El primer encargo llevó a la comunidad a la diáspora en el extremo norte de Alemania, a la isla de Sylt. Un gran número de refugiados se desplazaron hasta la Isla, quienes con la pérdida de su patria también sufrieron un desarraigo espiritual. Teniendo en cuenta esta situación se confió al grupo fundacional una parte de la pastoral en la isla y además la responsabilidad de una casa de la Cáritas para la recuperación de niños. Este tiempo de inicio fue un reto muy grande para la joven comunidad. Se trataba de aprender a convivir dentro de la comunidad, de poner una buena base espiritual para esta nueva forma de vida y al mismo tiempo atender las distintas miserias que sufrían las personas. Las experiencias de este tiempo llevaron a nuevas conclusiones. Para poder vivir la tensión entre la acción y la contemplación se necesita un tiempo intenso de preparación – fuera de las cargas de la vida diaria. Esto llevó a la fundación de un Centro de la comunidad en Detmold.

    Am Anfang stand die Not der Nachkriegszeit ...
    Pater Cyprian Mayr OSB (1907 – 1992), Kinderkurheim Haus Nordmark, Westerland/Sylt
    Kinderkurheim Haus Nordmark – Westerland/Sylt
    Frauen der Gemeinschaft und Gäste im Zentrum auf dem Kupferberg
    Missionarinnen aus Spanien und Deutschland in Guatemala
    Internationale Gruppe in Rwanda
    1978: Das Institut erhält die päpstliche Anerkennung - Übergabe der Urkunde durch Erzbischof Degenhardt
    Start in Goma: Begegnung zwischen Frauen der Gemeinschaft, Pater Cyprian Mayr und Msgr. Ngabu, dem damaligen Bischof von Goma

    Cómo continuó todo...

    Desde este centro local y espiritual se iba desarrollando el apostolado "en círculos concéntricos" (P. Cyprian Mayr). La joven comunidad respondía a las más variadas demandas sociales y pastorales. Algunas miembros del Instituto iban a los campos de refugiados y a las reuniones de feligreses en la diáspora. Según su formación y capacidades profesionales se comprometieron para que madres de familia, familias enteras, jóvenes, niños y ancianos recibieran ayuda en sus necesidades. Desde su disponibilidad benedictina-misionera, la comunidad se atrevió a sobrepasar los límites nacionales, haciendo los primeros pasos hacia los países de Europa.


    En la fiesta de Pentecostés del año 1964, simultáneamente con la inauguración de la Casa de Juventud en el Kupferberg, las primeras tres misioneras fueron enviadas a Guatemala / América Central; y dos años más tarde salieron las primeras tres a Rwanda / Africa Central. Desde este país se dirigió la comunidad finalmente en 1988 al país vecino, a Goma / República democrática del Congo. Jóvenes mujeres de estos países se agregaron a la comunidad. Con ellas el aspecto de la comunidad se volvió más internacional.


    La aprobación pontifícia en 1978 fue para el Instituto la confirmación, que su camino benedictino-misionero en medio del mundo corresponde hoy día al mandato misionero de Jesús y su Iglesia.


    Nuevos retos en la Iglesia y en la sociedad exigían siempre de nuevo respuestas nuevas y flexibilidad al hacerse cargo de tareas concretas:
    Se encuentra informaciones en las páginas "universal".